El nombre de Benito Antonio Martínez Ocasio quizás no te diga nada. Si te digo ahora Bad Bunny, ya la cosa cambia. El huracán portorriqueño de veintiséis años a quien le ha asaltado la fama de una manera brutal e inesperada viene de convertirse en el primer latino en encabezar la lista Billboard 200 con un disco cantado íntegramente en castellano… o casi, “El último tour del mundo” tan tarde como hoy, poco después (este mismo año) de haber logrado el segundo lugar este año con otro disco suyo, “YHLQMDLG”.

En octubre de este año, el NYT Magazine le dedicó un extenso artículo y la portada, redactado por una periodista también portorriqueña donde hacía un análisis de este fenómeno .

Aproximadamente hace un año, Jimmy Fallon recorrió con él las calles del viejo San Juan interpretando su canción “Mía” para su programa The Tonight Show, Starring Jimmy Fallon. Vestía para la ocasión una llamativa sudadera con capucha de un vivo color amarillo.

Su estilo barrio bajero, de letras plagadas de Spanglish y giros provenientes de la jerga hablada en las calles de San Juan han calado en el gran público, incluyendo los angloparlantes de EE. UU.

Cabe preguntarse cómo una música casi marginal, frecuentemente machista y denostada por muchos haya podido catapultarse hasta los primeros lugares en tan poco tiempo y de manera tan rutilante.

Quizás el secreto radica en que Bad Bunny es mucho más que un fenómeno musical. Desempeñó un papel importante en las protestas que condujeron a la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló tras la filtración, entre otras cosas, de chats donde el entonces gobernador realizaba comentarios misóginos y homófobos y la calamitosa gestión de la crisis generada por el paso del huracán María que arrasó las infraestructuras de la isla en 2017.

También, en febrero de este año y de nuevo en el programa de Jimmy Fallon, interpretó la canción “Ignorantes” junto con Seth. Su atuendo, una falda negra, una holgada chaqueta rosa y debajo una camiseta con el escrito: “Mataron a Alexia, no a un hombre con falda” que sólo mostró al final de su interpretación. La camiseta y la falda hacían referencia al reciente asesinato de una mujer transgénero, Alexa Negrón Luciano, horas después de haber utilizado el aseo para mujeres en un McDonald’s de la isla.

Quizás no gusten sus letras plagadas de jerga urbana borinqueña, su Spanglish, su mutilación de la lengua de Cervantes, sus estrafalarios atuendos y accesorios, inclusive su música, pero Benito Antonio Martínez Ocasio es mucho más que eso.

Te invitamos a visitar nuestra colección de sudaderas y ver cómo puedes contribuir a manifestarte por la defensa de los derechos humanos.